Partimos tempranito a Pirque, a la Viña Apaltagua, a un matri que en papel sonaba increíble! Y nos dejó con la boca abierta lo bonito del lugar. Una vez que nos juntamos con Claudia a sacar un par de fotos de los preparativos, fuimos donde Javier.

Tomen nota futuros novios: LLEVAR LOS ZAPATOS! jajajja a una hora de distancia era difícil volver a buscarlos así que alguien terminó comprando unos para él. Pero por mientras, el pobre tuvo que usar unos zapatos que le quedaban chicos! Pero nada fue suficiente para que el matri no fuera todo un suceso. Lo pasamos muy bien acompañándolos durante el día y gracias por ser tan atentos con nosotros.

Las fotos del precioso matrimonio están a continuación. Esperemos que las disfruten tanto como nosotros.

 

““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc““Barrosinc